Skip to main content

El exceso de peso puede acelerar el proceso de envejecimiento

El sobrepeso es un fenómeno global, y es cada vez mayor el número de personas que sufren de este problema. Pero a pesar de la gravedad de la situación, hay algunas acciones que tienen como objetivo ayudar eficazmente a aquellos que sufren de obesidad. Pero lo más preocupante es que todavía existe un pensamiento común que es que necesitamos bajar de peso sólo por razones estéticas. Con esta idea errónea en mente, la gente a menudo toman decisiones peligrosas que terminan por dañar aún más la salud, por ejemplo: las dietas milagro para bajar de peso bastante rápido. Esta es una mala decisión que puede agravar aún más el problema exceso de peso a largo plazo.

La relación entre el envejecimiento y el sobrepeso

Todo el mundo tiene el derecho a luchar por el cuerpo que desee, y cada uno tiene el derecho de buscar los recursos necesarios para lograr sus deseos. Como se menciono anteriormente, hay muchas promesas de pérdida de peso por ahí y la mayoría ignora totalmente las necesidades y características del cuerpo humano individual, por lo que son peligrosos porque pueden promover la fluctuación de peso e incluso causar otros daños a la salud. La pérdida de peso es compleja, por lo que el proceso de pérdida de peso debe hacerse de manera inteligente y con la ayuda de las personas y las herramientas adecuadas. Además, hay que pensar en la pérdida de peso no sólo desde un punto de vista estético, sino también como una manera de ganar más salud. Esperemos que a partir de hoy intente bajar de peso no sólo por cuestión estética, sino también por su estado de salud. Así será mucho más fácil para evitar caer en trampas, además, tendrá más motivación para hacer lo que requiere un proceso de pérdida de peso saludable. Ahora vamos a ver más de cerca y averiguar por qué el sobrepeso puede dañar su salud e incluso promover el envejecimiento prematuro.

Investigación

En 2005 un equipo de investigadores de Estados Unidos y Gran Bretaña encontró que cuanto mayor es el peso de una persona, mas se puede acelerar de manera significante el envejecimiento.

 

Los resultados del estudio sugieren fuertemente que muchos de los problemas de salud asociados con la obesidad, tales como cáncer, enfermedades del corazón, diabetes y artritis, puede ser debido a la aceleración del proceso de envejecimiento causado por las células grasas. Según Tim Spector, un investigador en el Hospital Santo Tomás (Londres), las personas obesas no pueden tener arrugas, sin embargo, el nivel de envejecimiento es mucho más rápido que las personas que no tienen problemas con el exceso de peso.

Para obtener estos resultados Spector y sus colegas de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey estudiaron a 1.122 mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 76 años, y 119 sufrian de sobrepeso. Se recogieron muestras de sangre de manera que los investigadores pudieron examinar las estructuras dentro de sus células blancas de la sangre. Estas estructuras son llamadas telómeros.

 

Los telómeros son las tapas de los extremos de los cromosomas (moléculas que mantienen a los genes). Entonces cuando una célula se divide, los telómeros se acortan. Cuando ocurre el envejecimiento normal, los telómeros se vuelven tan cortos que las células ya no pueden dividirse, a continuación, acaban muriendo.

 

Con el tiempo, a medida que más y más células llegan al final de sus telómeros y mueren, el cuerpo humano envejece. En el caso de la obesidad, los investigadores encontraron una relación entre el peso y la longitud de los telómeros. De hecho, se dieron cuenta de que la longitud de los telómeros disminuye a medida que una persona está ganando peso. Spector y sus colegas tambien encontraron que las mujeres que no sufren de exceso de peso tenían telómeros más largos que los que estaban luchando contra la obesidad.

Consideraciones finales

Los resultados del estudio también nos muestran que la obesidad es un problema mucho más grande que sólo una cuestión estética. De hecho, se ha tomado proporciones epidémicas y amenaza de salud de millones de personas en todo el mundo. La obesidad se ha convertido en un problema de salud pública y se debe hacer frente a este hecho tan pronto como sea posible para evitar complicaciones posteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *